SíNTOMAS Y SIGNOS

 

¿Qué puedo sentir?

Generalmente son asintomáticos.

Es esencial conocer los síntomas que pueden producirse por la presencia de fibromas en el útero para poder elegir el tratamiento más apropiado.  Si no tiene síntomas probablemente no amerita iniciar un tratamiento específico.

Dependiendo del tamaño y localización,  los síntomas pueden ser  severos, incluyendo la posibilidad de limitar las actividades diarias, comunes.  Aún así, muchas mujeres conviven con los fibromas, mantienen una buena calidad de vida y la capacidad de realizar sus actividades diarias.

Debido a que son hormonalmente sensibles, los síntomas pueden variar con el ciclo menstrual.  La severidad de los síntomas puede subestimarse debido a que las pacientes pueden acostumbrarse a los sangrados abundantes, el dolor y sensación de presión que estos causan.

Si usted experimenta signos y síntomas de la presencia de  fibromas uterinos y esto dificulta realizar sus actividades diarias o su forma de vida, debería contactar primero a su Ginecólogo.    De comprobarse la presencia de fibromas en el útero, es una buena idea discutir las diversas alternativas terapéuticas disponibles, incluyendo la embolización de los fibromas y arterias uterinas.

Algunos de los síntomas/signos más frecuentes son:

  • Sangrado menstrual abundante, excesivo, con periodos menstruales (reglas) prolongados y usualmente con presencia de coágulos.
    • Típicamente  la menstruación ocurre cada 28 días y dura unos 4-5 días.  No interfiere con las actividades diarias.  Los periodos pueden ser irregulares y poco confortables pero no deben alterar la forma de vida cotidiana de la paciente.
    • Es uno de los síntomas más comunes.  De persistir,  puede conllevar a anemia.
  • Manchado de  ropa o vestimenta debido a sangrado transvaginal abundante
  • Sangrado transvaginal entre menstruaciones (reglas).
  • Anemia.
  • Dolor y sensación de presión/peso en la pelvis.
  • Dolor o cólicos durante las menstruaciones.
    • Los fibromas uterinos son hormonalmente sensibles, variando sus dimensiones con el ciclo menstrual.  Pueden ejercer mayor presión sobre estructuras adyacentes y síntomas.  Esto produce dolor en la parte baja del abdomen,  sensación de hinchazón y aparente ganancia de peso o aspecto de embarazo.
    • No se relaciona necesariamente con el tamaño de los fibromas.  También su ubicación es importante.  Puede estar asociado a otras patologías como adenomiosis o endometriosis.
    • La presencia de fibromas puede llevar a la formación de adherencias en la cavidad peritoneal y por ende dolor.
  • Aumento en la frecuencia/urgencia urinaria (orinar muy a menudo) debido a la compresión de los fibromas sobre la vejiga urinaria.
  • Incontinencia urinaria debido a la compresión de los fibromas sobre la vejiga urinaria.
  • Dolor en la parte posterior de las piernas.
  • Dolor lumbar / en la espalda.
  • Dolor durante relaciones sexuales.
  • Constipación/estreñimiento  debido a compresión del intestino.
  • Aumento de tamaño del abdomen/perímetro abdominal, que erróneamente puede interpretarse como ganancia de peso o embarazo.
  • Puede asociarse a infertilidad/abortos.